QUÍMICOS TÓXICOS

 

IMPORTANCIA DE LA COSMÉTICA NATURAL

La piel es el órgano más grande que tenemos en el cuerpo y de los mas importantes ya que protege todo nuestro cuerpo. Todo lo que aplicamos en ella es filtrado, tanto nutrientes como tóxicos, y los transporta a la sangre en tan solo 15 minutos. Es poco probable que los ingredientes de un solo producto nos causen daño, pero diariamente estamos expuestas a estas sustancias a partir de muchas fuentes: maquillaje, perfume, cremas, desodorantes, etc. La mayoría de estos ingredientes son acumulables y se depositan en tejidos y órganos como hígado o riñones.

​Diariamente la mujer promedio está expuesta a más de 200 ingredientes tóxicos provenientes de los productos que usa. Existen mas de 10,000 ingredientes utilizados en los cosméticos de los cuales el 89% no han sido evaluados y se comercializan sin tener información de sus posibles efectos en la salud.Resulta mucho más barato para un fabricante elaborar sustancias conservantes, colorantes o emulsionantes en un laboratorio que recolectarlas de la naturaleza con procedimientos ecológicos.
 
La cosmética natural tiene importantes ventajas con respecto a la cosmética industrial. Ventajas relacionadas con la salud y el medio ambiente que te inclinarán a favor de la selección de tratamientos con cosmética natural. Cuando utilizamos ingredientes naturales, la respuesta ante determinadas afecciones puede no siempre ser tan rápida a corto plazo (aunque algunas veces sí lo es), pero nos estamos asegurando de introducir en nuestro organismo elementos similares a nuestra composición celular.
 
La mayor parte de los productos naturales están compuestos de ácidos grasos muy similares al sebo humano, de nutrientes imprescindibles para la correcta regeneración celular de la piel, y nutrientes que contribuyen a retrasar el envejecimiento y a fortalecer nuestro sistema inmunológico al mismo tiempo. En la gran mayoría de los casos no nacemos con piel sensible, si no que nuestra piel va generando sensibilidad a ciertos elementos conforme crecemos y la exponemos a diferentes químicos y sustancias tóxicas para nuestro organismo​

 


APRENDE A LEER ETIQUETAS

A la hora de comprar, te aconsejamos que sigas unas pautas muy sencillas para identificar los ingredientes tóxicos, sin necesidad de que aprendas química ni lleves encima una enciclopedia.

  • Elige siempre los productos con menos componentes. Cuando veas una lista interminable de componentes con números y letras, no te molestes en averiguar si son los más peligrosos o no. Descártalo directamente.

  • Confía preferentemente en productos con ingredientes en latín (que sugieran una planta). Por el contrario, evita aquellos con ingredientes en inglés que resuenan a química.

  • Elige productos de artesanos locales. Cuando compramos productos de grandes multinacionales, nunca estaremos seguros de qué componentes llevan en su totalidad o si se han utilizado procedimientos saludables en la fabricación del producto. En cambio, cuando consumimos productos artesanales de la zona en la que residimos, podemos pedir que nos expliquen sus procesos de elaboración.

  • Recuerda: ​La lista de ingredientes de cosméticos y productos de cuidado personal se especifica siempre en orden de concentración, de mayor a menor.  El primer ingrediente en la lista constituye la mayor parte del producto, y así sucesivamente.

PRINCIPALES INGREDIENTES TÓXICOS A EVITAR

  • Petroquímicos: Los aceites minerales están hechos a base de petroleo crudo y gas natural. No son buenos ni para tí, ni para el medio ambiente

  • Fragancias ni Colorantes: ​Para personas con sensibilidad en la piel y alergias, las fragancias y colorantes pueden ser un detonante de esos problemas.

  • Parabenos: Los parabenos son un grupo de productos químicos muy utilizados como conservantes en productos cosméticos y de cuidado persona. Algunos estudios indican que pueden actuar como perturbadores endocrinos obstaculizando la acción de las hormonas humanas desregulando nuestro sistema hormonal.

  • Siliconas: ​Las siliconas se usan comunmente en productos de cuidado personal para ayudar a mejorar la apariencia y fomentar la humectación. Sin embargo, también pueden atrapar suciedad y bacteria en los poros lo cual causa irritación, brotes y poros tapados.

  • Sulfatos: Los sulfatos son agentes limpiadores que se usan comunmente en los productos para que generan espuma. El problema es que pueden causar irritación en algunas personas.

  • Propilenglicol: ​El propilenglicol es usado como vehículo, emoliente, agente suavizante, modificador de viscosidad y humectante en muchos tipos de cosméticos. Es una sustancia que en pequeñas concentraciones puede causar irritacion.